Probamos la nueva Moto Guzzi Stelvio

Desde las islas afortunadas, concretamente desde Tenerife, Enrique Siemens puso a prueba la nueva Moto Guzzi Stelvio llevándola a cada rincón de la isla durante dos días. Enrique, conocido por su detallada crítica y pasión por Moto Guzzi, comparte con nosotros sus impresiones sobre esta nueva icorporación a la familia Moto Guzzi. Desde las sinuosas carreteras que rodean al Teide hasta la costa, la Stelvio prometió mucho y entregó aún más. ¡No te pierdas su detallado análisis!

 

ENRIQUE SIEMENS (Vendaval_3)
Datos de la prueba:

Total kilómetros recorridos 380 (en dos jornadas).
Consumo 5,2 litros por cada 100 kms. Localización Isla de Tenerife.
Tipo de carreteras:
15%. Autovías
50% Generales con curvas medias y rápidas
3O% Generales estrechas y ratoneras (asfalto)
5% Ciudad

 

Análisis:

La nueva Moto Guzzi Stelvio se comporta en autopista como una gran turismo con mucho aplomo y buena protección aerodinámica gracias al parabrisas eléctrico y la forma del depósito. Muy bien resuelto el parabrisas sin generar apenas turbulencias (solo en la posición mas alta se nota algo en el casco si este tiene visera). En la posición baja puedes circular por encima de velocidades legales sin que el aire sea molesto. (Mido 1.88 y no veo necesario el parabrisas alternativo mas alto que la marca ofrece como opcional). Resumiendo, una moto ideal para viajar aunque también es donde el consumo pasa de 6 litros a poco que circules a 120 ó por encima.
En carreteras con curvas medias y rápidas se encuentra en su terreno favorito. Gracias a su excelente curva de par (que empieza a 3000 y pocas vueltas), puedes circular a gran velocidad en cuarta y apenas necesitarás bajar a tercera. Muy precisa en los cambios de dirección y estable en las curvas gracias a su chasis y demás elementos ciclo. Los Michelin Anakee Adventure se agarran al asfalto de maravilla no echando de menos montar gomas lisas.
En las carreteras ratoneras se maneja muy bien a pesar de su tamaño y peso, en ningún momento sientes que no vas a girar lo suficiente para salir airoso de una curva muy cerrada o que no vas a poder pararla a la entrada cuando le vas retorciendo el puño.
En ciudad va muy suave (sin tirones ni reflechones), puedes ir en 2a. a 20 kms/h ó en 5a. a 50kms/h y rueda como la seda. Es muy ágil entre el tráfico y no transmite en ningún momento (tampoco a la hora de maniobrar en parado), los 240 kilos que pesa.
No he podido probarla en el marrón aunque dado que permite desconectar totalmente el ABS trasero, y con la rueda delantera de 19″, las suspensiones de 170mm de recorrido, buena separación entre el carter y el suelo y los neumáticos Michelin para uso 80/20, estoy seguro que las pistas fáciles y medias se pueden hacer sin mayores problemas si no pretendemos ir rápido.
El cuadro de instrumentos tiene toda la información necesaria y es muy fácil e intuitivo en la gestión de menús.
Las piñas están bien resueltas y enseguida te acostumbras a la posición y uso de los diferentes botones. Las manetas de embrague y freno (Brembo), con buen tacto y regulables, son muy precisas y progresivas.
Con respecto a si la moto desprende calor y resulta molesto, decir que la prueba se ha hecho en condiciones de temperaturas entre 22 y 25 grados y no he sentido calor en ningún momento. En la parte trasera del radiador hay dos salidas laterales para el aire caliente que evitan que llegue al piloto y los cilindros no llegan a calentarse en exceso.

 

 

Motor: potente y brillante con muchos bajos y comportamiento excelente también en alta.

Chasis: sobresaliente en todas situaciones, muy estable, aplomado, sin reacciones extrañas.

Frenos: Brembo. A la altura de motor y chasis. El trasero es bastante efectivo y el delantero muy potente y progresivo.

Cambio: suave, preciso y bien escalonado. La nota discordante el clonk y pequeño movimiento hacia adelante al meter primera en parado (no lo hace al reducir a primera en marcha).
 
Transmisión secundaria: el cardan que trae este modelo ha evolucionado mucho respecto a los anteriores de la marca. Incluso el ángulo respecto a la caja ha sido estudiado para mejorar su comportamiento. Resultado: ausencia total de reacciones parasitarias incluso en reducciones violentas de varias marchas, la moto se siente como si montase cadena.
 
 
Conclusión:

Para situarnos decir que vengo de la V85TT que es una buena moto con una excelente parte ciclo pero algo corta de potencia y nerviosa a bajas velocidades.
La nueva Stelvio esta sin duda a otro nivel. Estéticamente más moderna me hubiese gustado una continuidad en el estilo retro de la V85TT, pero al margen de esto la Stelvio la supera ampliamente en todos los apartados. Los 35 hp y 25 Nm más del motor se notan una barbaridad, sobre todo a la hora de adelantar en carretera o abrir gas al salir de una curva. El chasis y los frenos también son mejores lo que hace que el conjunto se sitúe varios peldaños por encima de su hermana pequeña y suponga una tentación muy grande la idea del cambio.

Si has llegado hasta aquí seguramente te estarás preguntando si no he encontrado nada negativo en esta nueva Stelvio y sinceramente la respuesta es NO. Seguro que hay cosas mejorables pero en conjunto es una gran moto que estoy convencido de que va a marcar un antes y un después en la historia de Moto Guzzi.

Gracias por llegar al final del análisis, espero haber aportado algo a quien este interesado y aún no haya podido probarla. Mi recomendación es que pidan hora al concesionario y la prueben, merece la pena vivir la experiencia aunque no piensen en comprarla… al menos por ahora…

Finalmente dar las gracias al concesionario Moto Guzzi de Canarias, TIFÓN MOTOR por haberme dejado la nueva Stelvio para la prueba.

 

×